Antes de la Conquista
Fundación de Bs As (1536)
La Conquista
Virreinato del Río de la Plata  (1776)
Las Invasiones Inglesas (1806-7)
La Revolución de Mayo (1810)
Las Luchas por la Independencia
Declaración de la Independencia (1816)
Actividades

www.TRADICIONGAUCHA.com.ar
El Sitio de la Tradición Gaucha Argentina
2010 - Año del Bicentenario de la Patria
.
La Revolución de Mayo
(25 de Mayo de 1810)
Cabildo Abierto del 22 de Mayo de 1810
CABILDO ABIERTO DEL 22 DE MAYO DE 1810


El propósito emancipador se fue definiendo lentamente y adoptó diversas formas: protectorado inglés (1807); especie de monarquía con la coronación de la princesa Carlota (1808-1809), esposa del regente Juan VI de Portugal, y constitución de juntas de gobierno propio a semejanza de las que se organizaban en España. Esta última fórmula se impuso en el cabildo abierto que se realizó el 22 de Mayo de 1810, luego de conocerse la noticia de la caída de la Junta Suprema de Sevilla. La Junta que se nombró estaba presidida por el virrey Cisneros; sin embargo, ésta no era la solución que buscaban los patriotas, los cuales el día 25 de Mayo impusieron una nueva junta, presidida por don Cornelio Saavedra. El núcleo extremo de la opinión tendía al logro inmediato de la Independencia, en oposición al partido criollo moderado y al núcleo de reacción españolista. La personalidad dominante del primer núcleo fue la de Mariano Moreno, secretario de la Junta, que renunció a ella en Diciembre de 1810. Sucesivas crisis políticas dieron como resultado la formación del Primer Triunvirato (1811), del Segundo Triunvirato (1812) y del Directorio (1814)

La Semana de Mayo

20 de Mayo de 1810
Mediante una proclama, el 18 de Mayo de 1810, el virrey Cisneros confirmó los rumores acerca de la caída en manos francesas de Sevilla y de la Junta Central que en ella funcionaba.
Cisneros pidió lealtad a Fernando VII, pero ya era tarde: la agitación popular se volvió cada vez más intensa. Desde hacia días, los criollos venían discutiendo qué hacer ante la situación planteada.
En la mañana del 20, luego de sucesivas reuniones, se decidió pedir una autorización al virrey para llamar a un Cabildo Abierto, fórmula institucional para que se pronunciaran los vecinos de la ciudad.
El virrey Cisneros y sus partidarios consiguieron dilatar la cuestión. Sólo accedieron a convocar a un Cabildo Abierto después de reunirse con los jefes de las milicias. En esta consulta, representados por Saavedra, los militares expusieron su posición: el virrey debía admitir, pues su mandato había caducado tras la caída de la Junta Central española. La suerte del virrey estaba echada.

21 de Mayo de 1810
Hombres armados ocuparon la Plaza de la Victoria y exigieron a los gritos que se convocase a un Cabildo Abierto y se destituyese al virrey Cisneros.
Tal fue el tumulto en la plaza que, alarmados, los cabildantes se apresuraron a solicitarle al virrey que
autorizase la convocatoria a un Cabildo Abierto. Cisneros firmó la convocatoria y llamó a Saavedra,
comandante del Regimiento de Patricios, para que tranquilice a los vecinos que estaban en la plaza.

22 de Mayo de 1810
En la mañana se abrió el debate, cuya finalidad era tomar una decisión acerca de la permanencia o no de las autoridades españolas en el Río de La Plata. La votación del 22 se prolongó hasta la medianoche. Se resolvió que la asamblea continuaría al día siguiente.

23 de Mayo de 1810
A las diez de la mañana se volvió a reunir el Cabildo ordinario. Pese a lo convenido, anunció que el Cabildo Abierto no se reanudaría y realizó el escrutinio de los votos de la jornada anterior.
Los 155 votos que resultaron por la cesación del virrey comprendían diversas posturas: la fórmula propuesta por Saavedra –delegar en el Cabildo el mando interino hasta que se formase una junta de gobierno- se impuso con 87 votos.

24 de Mayo de 1810
En horas de la mañana, sesionando a puertas cerradas, el Cabildo procedió a constituir la Junta, conforme se desprendía de la mayoría de los votos. En esas circunstancias, el síndico Julián Leyva creyó satisfacer a todos los bandos formando la siguiente Junta:
- Presidente: B. H. De Cisneros.
- Vocales: Cornelio Saavedra (militar), Juan N. De Solá (eclesiástico), Juan José Castelli (abogado), J.
Santos de Incháurregui (comerciante).
El Cabildo cumplía aparentemente con el resultado del sufragio, pero imponía, de hecho, la posición legalista.
El mismo virrey cuya destitución había sido votada por la mayoría, era el presidente de la Junta. Pocos cabildantes advirtieron con claridad que se trataba de una estratagema legal. En la Plaza de la Victoria, en cambio, al difundirse la noticia de la composición de la Junta, la tensión creció. Esta situación desencadenó la renuncia de Saavedra y Castelli.

25 de Mayo de 1810
Durante la mañana, los cabildantes reunidos estuvieron dispuestos a rechazar las renuncias, aduciendo que la Junta no tenía facultades para negarse a ejercer un poder que el pueblo le había conferido. Los cabildantes confiaban en el apoyo de las fuerzas militares para sostener esta posición.
De nuevo en la plaza, entraron en acción los "chisperos". Apenas se enteraron del rechazo de las renuncias, muchos de ellos penetraron en la sala capitular y allí, como representantes de la gente que estaba en la plaza, manifestaron el disgusto y la decepción generalizados.
En una reunión, los jefes de las milicias, anunciaron que volvían a retirar su apoyo al Cabildo. Mientras, la
gente reunida en la Plaza exigía saber qué estaba ocurriendo. El Cabildo no tuvo otra alternativa que pedirle la renuncia a Cisneros y la disolución de la Junta que presidía. El bando patriota aprovechó para plantear que sólo el pueblo debía asumir toda la autoridad. Para ganar tiempo, los regidores plantearon que una petición así debía hacerse por escrito. El texto, que ya había sido redactado durante la noche anterior, fue presentado de inmediato. Así nació la Primera Junta de Gobierno.

Primera Junta de Gobierno
Presidente: Cornelio Saavedra -
Secretarios: Mariano Moreno y Juan José Paso - Vocales: Manuel Alberti, Juan José Castelli, Miguel de Azcuénaga, Juan Larrea, Manuel Belgrano y Domingo Matheu.
Fue la
expresión del primer gobierno constituido por criollos. El objetivo de esta junta era convocar a los
representantes de cada provincia para considerar las actitudes a tomar ante la nueva situación de la región.
Fue la que provocó la revolución. La junta esperaba lograr la alianza de las regiones con la rebelión
metropolitana.
Dentro de esta se producen peleas internas, principalmente entre Moreno y Saavedra. El primero quería lograr una independencia inmediata y la proclamación de una república centralizada políticamente en Buenos Aires. Saavedra por su parte, apoyaba el "Autogobierno" bajo la "Máscara de Fernando", y era defensor del gobierno compartido con las regiones. Saavedra sale triunfador de este litigio y siguiendo con su línea moderada, crea la Junta Grande, para incluir a representantes del interior (2 diputados). Moreno renunció a su cargo y se embarcó para realizar una misión diplomática en Europa. El 4 de Marzo de 1811, murió en alta mar.

La Junta Grande
El reglamento del 25 de Mayo de 1810 establecía que las ciudades del Interior debían enviar diputados a
Buenos Aires para formar un Congreso. Dos días después, una circular los invitaba a incorporarse a la Junta, pero Moreno retrasó todo hasta Diciembre cuando renunció. Sin embargo, la victoria saavedrista fue muy frágil: la oposición, reunida en la Sociedad Patriótica y apoyada por el Cabildo, seguía activa y ganó posiciones. Debido a diferentes campañas militares fallidas el ex Virreinato del Río de La Plata pierde el dominio sobre el Alto Perú, Paraguay y Montevideo.

Sitio realizado por Tradiciongaucha.com.ar - 2010